Jean-Claude Juncker durante el cuarto y último debate del estado de la Unión antes de las elecciones de mayo de 2019. FRED MARVAUX/PE/UE

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, llamó este miércoles a suprimir el cambio de hora en la Unión Europea, aunque dijo que quienes deben tomar esa decisión son los países, que son los que tienen competencia.

"Los europeos, en mayo de 2019, no van a aplaudirnos si seguimos dos veces al año cambiando la hora. Debe suprimirse el cambio de hora", dijo Juncker en su discurso del Estado de la Unión.

"Los Estados, mujer deporte para Tenido Inglesa Zapatillas tela color de de talla Elastico 37 Punt gris Victoria por la subsidiariedad, deben decidir ellos mismos si quieren que sus ciudadanos vivan en el horario de verano o invierno", explicó el líder de la CE durante la primera mitad de su discurso.

El último cambio obligatorio, en marzo

Según explica la comisión en una nota de prensa, cada estado miembro tendría que notificar, a más tardar en abril de 2019, su intención de aplicar la hora de verano o invierno de forma permanente. El último cambio obligatorio a la hora de verano tendría lugar el domingo 31 de marzo de 2019.

A continuación, los Estados miembros que desearan volver a la hora de invierno podrían efectuar un último cambio de hora el domingo 27 de octubre de 2019. A partir de esa fecha no se podrían realizar más cambios.

Este calendario está supeditado a la adopción de la propuesta de la Comisión a más tardar en marzo de 2019 por parte del Parlamento Europeo y el Consejo.

En una consulta pública sobre el cambio de hora impulsada por Bruselas, un 84% de los ciudadanos europeos que participaron se pronunció a favor de eliminar esta práctica. En el caso de los españoles, el 93% se manifestó en el mismo sentido.

La CE obtuvo más de 4,6 millones de respuestas de ciudadanos de los 28 Estados miembros, una cifra récord, en una encuesta que estuvo abierta del 4 de julio al 16 de agosto pasados.

Los resultados preliminares de la misma muestran, además de un mayoritario rechazo al cambio de hora dos veces al año, que más de tres cuartas partes (el 76%) de los encuestados consideran que éste supone una experiencia "muy negativa" o "negativa", un porcentaje que se eleva a cerca del 90 % en el caso de España.

Desde 1996, en la UE se adelantan los relojes una hora el último domingo de marzo y se atrasan una hora el último domingo de octubre por directiva europea.

Según la CE, el objetivo de la regulación del cambio horario no era armonizar el régimen horario en la UE, sino resolver los problemas derivados de una aplicación descoordinada de los cambios de hora a lo largo del año, sobre todo para el transporte y la logística. La iniciativa de la CE deberá ser debatida por el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE.

Encuesta

Si se suprime el cambio de hora, qué prefieres: ¿horario de verano o de invierno?